Mamoplastia de reducción

 

Mamoplastia de reducción (reducción de pecho)

La mamoplastia de reducción o reducción mamaria o de pecho es una técnica quirúrgica que permite disminuir el tamaño de las mamas, consiguiendo unos pechos más pequeños y firmes, proporcionados con el resto del cuerpo. Mediante esta cirugía se procede a la extirpación de grasa, tejido mamario y piel, haciendo las mamas más pequeñas, ligeras y firmes. Además puede reducir el tamaño de la areola. Las mujeres con pechos grandes pueden presentar algunos problemas debidos a este exceso de peso, como el dolor de espalda y de cuello, irritaciones de la piel debajo de la mama y problemas respiratorios. La finalidad de la reducción de pecho es proporcionar a la mujer unos pechos más pequeños y con una forma más proporcional al resto de su cuerpo.

Este procedimiento no está recomendado en mujeres que pretendan dar el pecho tras el embarazo, ya que la lactancia puede quedar alterada por la cirugía.

Las incisiones de abordaje quirúrgico y las cicatrices posteriores irán en función del tejido mamario a reducir y de la piel sobrante.

La intervención se realiza siempre en un quirófano bajo anestesia general y tiene una duración de entre 2 a 4 horas. El alta médica es dada en unas 24-48 horas. Tras la cirugía de pecho es normal encontrarse algo cansada unos días, pero podrá hacer vida casi normal en pocos días. La mayoría de las molestias se controlan bien con la medicación prescrita vía oral.

Tras una reducción de pecho podrá volver al trabajo en 2 ó 3 semanas, aunque en pocos días podrá hacer vida casi normal.

Es importante recordar que tras una reducción las cicatrices son permanentes, aunque siempre se pondrán todos los métodos a nuestro alcance para minimizarlas. Con el tiempo las cicatrices se harán prácticamente imperceptibles.

El resultado final puede valorarse al sexto mes de la cirugía, aunque las cicatrices mejorarán hasta los 12-18 meses.

La duración del resultado es de años, aunque será variable en función de la calidad de la piel de la paciente y otros aspectos como el control del peso.