Mama tuberosa

 

Mama tuberosa

El pecho con forma tuberosa o tubular es consecuencia de un desarrollo mamario anómalo.

Tiene como característica común una forma cónica y no redondeada, demasiada separación entre ambas, y una falta de crecimiento o desarrollo fundamentalmente de la parte inferior del pecho, sin formarse en muchas ocasiones el surco submamario en su lugar correspondiente y en muchos casos de forma asimétrica entre las dos mamas.

Además, dado que estos pechos sólo se desarrollan en su aspecto más central, suelen tener las areolas demasiado grandes y dilatadas. Muy frecuentemente suele haber una asimetría muy marcada entre ambas mamas.

Este tipo de mama se pone de manifiesto en la pubertad y aunque la paciente continúe desarrollándose, el crecimiento de la mama queda detenido.

La corrección quirúrgica del pecho con forma tuberosa se realiza en un quirófano, bajo anestesia general, permaneciendo el paciente dormido durante la operación. La intervención dura unas 2 horas. Por tanto, para poder corregir esta anomalía, es imprescindible su diagnóstico preoperatorio.

Para ello además de implantarse una prótesis de pecho con forma anatómica, habrá que redistribuirse el tejido del pecho y reducir el tamaño de sus areolas.

En MRcirugíaplástica tenemos una gran experiencia en el tratamiento de este tipo de pechos. En muchos casos son necesarias prótesis de silicona, pero es nuestra preferencia, siempre que sea posible, la utilización de grasa de la propia paciente para dar volumen a estos pechos tras ser remodelados quirúrgicamente. La utilización de grasa da como resultado un pecho más natural, evitando las complicaciones asociadas a las prótesis mamarias.

Aunque sea una cirugía más compleja que el aumento de pecho simple, no tiene por qué acompañarse de dolor. Podrá volver a su trabajo en pocos días dependiendo de la actividad que realice.

El tiempo para valorar el resultado final variará en función de la técnica quirúrgica realizada.